El presidente de la Asociación de Panaderías y Pastelerías de la provincia de Ciudad Real (Afexppan) Rafael Lorca ha recibido este viernes a Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha. Un recibimiento que tuvo lugar en La Solana con motivo de la visita del consejero a las dos panaderías y únicas de la localidad con IGP Pan de Cruz, como son ‘Juan Pedro e Hijos’ y ‘Pedro Mateos Aparicio’, que son además asociados de Afexppan. Actualmente solo siete panaderías de la provincia cuentan con la Indicación Geográfica Protegida.

Durante la visita también han estado presentes el alcalde de La Solana, Luis Díaz-Cacho; la secretaria de la IGP Pan de Cruz, María Ángeles Puebla; la delegada de Agricultura en Ciudad Real, Amparo Bremard y la directora general de Alimentación, Elena Escobar.

El presidente de la IGP del Pan de Cruz de Ciudad Real, Rafael Lorca, ha remarcado la defensa de este producto porque “es una joya que tenemos”. Así, ha incentivado a las empresas a que se asocien a la Indicación Geográfica Protegida y a los ciudadanos a que “se consuma nuestro gran tesoro”. Lorca ha destacado que cualquier panadería que todavía no esté asociada a Afexppan puede hacerlo de forma inmediata para beneficiarse de la unión, promoción, trabajo y sacrificio que se lleva a cabo desde la Asociación de Panaderías y Pastelerías de la provincia de Ciudad Real

Francisco Martínez Arroyo ha ensalzado la labor y esfuerzo que cada noche hacen los panaderos, que llega a la mañana siguiente a las casas de los ciudadanos. Y desde el Gobierno regional, ha asegurado el consejero, se quiere demostrar “nuestro compromiso con este producto que forma parte de nuestras esencias y nuestro recuerdo”. Un Pan de Cruz que se mantiene “gracias al esfuerzo de las panaderías que hacen realidad este producto elaborado con trigo candeal, también de la provincia de Ciudad Real”.

El titular de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha recordado que no hay otro sector económico que represente más a Castilla-La Mancha que el agroalimentario, que “llega a cualquier rincón del mundo permitiendo que se mantenga una estructura empresarial y mantenga la población en las agrociudades” como La Solana, en La Mancha.

Y es que, en apenas cinco años, el sector ha pasado de representar el 12 por ciento a pasar al 17 por ciento del Producto Interior Bruto de la región, generando riqueza, y es obligación del Ejecutivo castellanomanchego “de proteger, respaldar el trabajo diario de gente que cada día se levanta para construir Castilla-La Mancha”, ha asegurado Martínez Arroyo.

Por su parte, el alcalde de La Solana, Luis Díaz-Cacho, ha presumido que las dos panaderías visitadas en la jornada de hoy se han hecho con varios de los Premios Gran Selección en su categoría, algo que pone de relevancia la importancia del sector panadero en una localidad en la que hay una docena de establecimientos. Así, ha insistido en la importancia de contar con un Gobierno que pone en valor todo el potencial que tiene la industria agroalimentaria “a la que hay mucho que agradecer, que han sido nuestros proveedores trabajando todos los días durante la pandemia” y ha pedido “que se consuma”.

Una visita muy positiva para los panaderos y pasteleros de la provincia de Ciudad Real que tienen el respaldo del titular de Agricultura. Durante la visita Francisco Martínez Arroyo ha tenido la oportunidad de ver de primera mano cómo se trabaja en ambas panaderías y cómo se elabora el preciado y codiciado IGP Pan de Cruz, Un alimento de calidad diferenciada que se elabora desde hace 600 años y que el Gobierno de Castilla-La Mancha respalda de manera firme.